Moscú.- Decenas de miles de rusos desafiaron el sábado el frío glacial en Moscú para exigir unas elecciones justas, en una marcha para protestar contra los 12 años de Vladimir Putin en el poder, mientras que otros miles celebraron una manifestación de apoyo al primer ministro.

Manifestantes de la oposición también organizaron pequeñas protestas en otras ciudades del enorme país, un mes antes de las elecciones presidenciales del 4 de marzo que se espera sean ganadas por Putin.

Putin fue presidente desde el 2000 hasta el 2008, cuando guió a Dmitry Medvedev al Kremlin debido a una prohibición constitucional de tres mandatos consecutivos como jefe de Estado. Putin se convirtió en primer ministro, pero siguió siendo el líder dominante.

Temperaturas muy por debajo del punto de congelamiento pusieron a prueba el poder y la perseverancia de un movimiento de protesta, avivado por las sospechas de fraude en las elecciones parlamentarias de diciembre y la consternación entre algunos rusos sobre el plan de Putin de gobernar al menos seis años más.

En la capital, decenas de miles de manifestantes abrigados contra el frío marcharon por una amplia y céntrica calle, muchos con cintas blancas que se han convertido en símbolo de las protestas. Un reloj digital mostraba la temperatura al mediodía: -17 centígrados.

Líderes de la oposición están tratando de mantener vivo el movimiento después de que decenas de miles de personas acudieran el 10 y el 24 de diciembre a las mayores protestas contra Putin desde que fue elegido presidente por primera vez en 2000.

"Ya hemos llegado a un punto de no retorno. La gente ha dejado de tener miedo y ve lo fuertes que somos juntos", dijo Ivan Kositsky, de 49 años. Indicó que Putin dice que "quiere estabilidad, pero sólo se puede encontrar la estabilidad en el cementerio".

Kositsky llevaba una cinta naranja en referencia a la Revolución Naranja del 2004 en Ucrania, donde las protestas pacíficas tras las acusaciones de fraude electoral generalizado contribuyeron a llevar a un candidato de oposición a la presidencia.

Líderes de la oposición dijeron que hasta 100,000 personas se habían unido a la protesta en Moscú, que parecía tan grande como la última marcha de diciembre.

La policía dijo que hasta 90,000 personas fueron a la manifestación a favor de Putin a pocos kilómetros de distancia en Moscú, pero la asistencia a las manifestaciones en apoyo del ex espía de la KGB ha sido previamente alentada por las autoridades que llevan a simpatizantes en autobús.

apr