El candidato republicano al Senado por Indiana, Richard Mourdock, insistió ayer en que sus comentarios sobre la violación y el embarazo eran deliberadamente malinterpretados con fines políticos, incluso con la campaña del presidente Obama, que trató de enganchar a Mitt Romney en la creciente controversia.

Si hubo alguna otra interpretación a la que yo pretendí, lo lamento realmente , manifestó ayer Mourdock, y agregó: Cualquiera que vea el video entenderá completamente lo que quise decir .

La explicación de Mourdock probablemente hará poco para calmar la tormenta creada por sus comentarios la noche del martes: Creo que incluso cuando la vida comienza en esa horrible situación de violación, eso es algo que Dios quería que pasara , afirmó.

De hecho, incluso antes de que Mourdock tratara de aclarar sus comentarios, la campaña del presidente Obama ya trabajaba para colgar esas observaciones cual grilletes a los tobillos de Romney.

Éste es un recordatorio de que un Congreso republicano trabajando con un presidente republicano (Mitt Romney) sentiría que las mujeres no deberían ser capaces de tomar decisiones sobre su propio cuidado de salud , manifestó la portavoz de Obama, Jen Psaki, ayer por la mañana.

Para impulsar incluso más el punto, el Comité Nacional Demócrata lanzó un video en la web donde se empalman los comentarios de Mourdock acerca de la violación con la aprobación a todo pulmón que manifestó Mitt Romney por él.

Romney, al presentir un peligro inminente para su creciente impulso y sus intentos por cortejar a las votantes suburbanas, buscó rápidamente distanciarse de los comentarios de Mourdock.

El gobernador Romney no está de acuerdo con los comentarios de Richard Mourdock y éstos no reflejan sus puntos de vista , indicó la portavoz de Romney, Andrea Saul, a través de un comunicado la noche del martes. Pero el miércoles, Saúl expuso que Romney no revocará su endoso por Mourdock o pedirá que el reciente anuncio que hizo para el republicano de Indiana sea retirado de las ondas radiales y televisivas.

Pero mientras que Romney se distanció de Mourdock, el presidente del Comité Senatorial Nacional Republicano, John Cornyn, le dio al candidato por el Senado un voto de apoyo del partido.

Cerca de la mitad de los estadounidenses se oponen al aborto, pero incluso muchos de éstos también apoyan excepciones en el caso de violación e incesto.