Los británicos conmemoraban este lunes a su primera monarca en alcanzar el Jubileo de Zafiro, al cumplirse 65 años desde que Isabel II se convirtió en reina.

La monarca de 90 años, que en el 2015 marcó un récord como la soberana con el reinado más extenso en la historia británica, no quiso participar en ceremonias públicas este lunes, pero el acontecimiento fue celebrado con disparos de 41 salvas de cañón desde el parque central de Londres.

"Hoy el Jubileo de Zafiro marca otro hito notable para nuestra extraordinaria reina", dijo en un comunicado la primera ministra Theresa May.

"Es un testamento de su devoción abnegada a la nación que ella no esté celebrando con ninguna ceremonia en particular el haberse convertido en la primera monarca en reinar por 65 años y que decidiera seguir con las labores habituales a las que ha dedicado toda su vida", aseveró.

Isabel se convirtió en reina a los 25 años el 6 de febrero de 1952, tras la muerte de su padre, Jorge VI, y es la monarca número 40 en una larga ascendencia real que se extiende hasta el rey Guillermo el Conquistador, que se adjudicó el trono en 1066. En contraste, su hijo Carlos, heredero de la Corona, aguarda su turno con 68 años, habiendo superado la edad legal de jubilación.

Cuando superó el récord de 63 años en el trono que ostentaba antes la Reina Victoria, Isabel II dijo que no era algo que ella hubiese esperado. El Palacio de Buckingham informó que la monarca pasaría el día su residencia de Sandringham, en el norte de Inglaterra, como era habitual.

Isabel II se convirtió en la monarca inglesa con más tiempo en el trono en setiembre de 2015, cuando superó a su tatarabuela Victoria, un récord que tampoco celebró porque "nunca aspiré a ello", dijo entonces.

"Inevitablemente, una larga vida puede superar muchos hitos. La mía no es una excepción", argumentó.

La muerte del rey Bhumibol Adulyadej de Tailandia el pasado octubre la convirtió asimismo en la soberana viva con mayor tiempo en el trono.

Isabel II ha disminuido sus viajes al exterior pero sigue cumpliendo regularmente con sus deberes oficiales en Reino Unido y aún cuenta con una enorme popularidad entre los británicos, con un nivel de aprobación de alrededor del 80 por ciento.

Sellos, monedas y salvas de cañón

El zafiro es la gema que simboliza el 65º aniversario y la Casa Real redifundió una foto de 2014 de la monarca con un vestido tocado con varias de estas piedras preciosas, así como un collar y unos pendientes.

El collar fue un regalo de boda de su padre, data de 1850 y está hecho de 16 zafiros rodeados de diamantes.

La instantánea la tomó el fotógrafo británico David Bailey, entre cuyos modelos están los hermanos Kray, famosos gángsters del este de Londres, los Beatles, el actor Johnny Depp o la difunta Diana, princesa de Gales.

"Siempre fui un gran admirador de la reina. Tiene unos ojos muy amables con un destello travieso. Siempre me gustaron las mujeres fuertes, y ella es una mujer fuerte", dijo Bailey tras tomar la fotografía hace 3 años.

La Fábrica Real de Moneda (Royal Mint) emitió unas monedas conmemorativas de un valor que va entre las 5 y las 1,000 libras esterlinas. Esta última es de oro macizo, pesa un kilo y cuesta 50,000 libras (58,000 euros, 62,000 dólares).

Las monedas llevan una cita de la reina que se hizo famosa, pronunciada en un discurso radiofónico con ocasión de su 21º cumpleaños: "Mi vida entera, sea larga o corta, estará dedicada a vuestro servicio".

El Royal Mail, el servicio postal británico, emitió un sello de 5 libras de color azul zafiro.

También se le rendirán honores militares. A mediodía (locales y GMT), se disparán 41 salvas de cañon en Green Park, el parque aledaño al palacio de Buckingham. La banda de la Real Artillería acompañará con música los disparos.

Una hora más tarde, se dispararán 62 salvas en la Torre de Londres, la fortaleza a orillas del río Támesis.

erp