El hombre armado que retiene a un número indeterminado de rehenes en un café de Sídney, es un refugiado iraní condenado por agresión sexual y conocido por el envío de cartas expresando odio a las familias de los soldados australianos que han muerto en el extranjero, dijo una fuente policial.

Man Haron Monis, un refugiado iraní y autodenominado jeque, permanece encerrado en la cafetería desde hace unas 15 horas desde que comenzó el asedio.

"No hay razón operacional para que nos guardemos ese nombre ahora", dijo la fuente policial que pidió no ser identificado.