Panamá recibirá el miércoles 20 de enero las primeras 12,840 dosis de la vacuna de Pfizer contra el Covid-19, un cargamento mucho menor de lo esperado, debido a un anunciado retraso global en las entregas por parte del laboratorio.

"El lote llegará por avión el día miércoles 20 a las 02:00 (07:00 GMT) al aeropuerto Internacional de Tocumen", indicó este martes el ministerio de Salud en un comunicado.

Según la nota, Pfizer notificó el lunes a Panamá que en este primer envío habrá 12,840 dosis de vacunas y no las 40,000 que, según el gobierno panameño, la multinacional se había comprometido a entregar inicialmente antes del 25 de enero.

El gobierno panameño afirmó que Pfizer le ha asegurado que el menor envío se debe a obras en su planta de producción, lo que limitará el abastecimiento a Europa y a países de América Latina.

"Pfizer informó que el 15 de febrero de este año, cuando reanuden la producción, se acelerarán los envíos de manera que las 450,000 dosis pactadas para Panamá se reciban en el primer trimestre de 2021", agregó el comunicado.

Panamá espera recibir de forma escalonada 3 millones de dosis de la vacuna del laboratorio Pfizer/BioNtech, en el marco de un contrato por 36 millones de dólares.

Con su llegada, Panamá se convertirá en el segundo país de Centroamérica en recibir una vacuna contra el nuevo coronavirus, después de Costa Rica.

En total espera recibir 5.5 millones de dosis de tres laboratorios distintos, por los que pagará 55 millones de dólares.

Panamá, con 4.2 millones de habitantes, presenta el mayor número de contagios por Covid-19 de Centroamérica, con casi 300,000 casos acumulados y 4,828 muertos.

El país se encuentra en pleno rebrote de la pandemia. La situación ha provocado que el gobierno se haya planteado el alquiler de contenedores refrigerados para guardar muertos ante el colapso de morgues y hospitales.

Las autoridades han tenido también que habilitar diferentes infraestructuras, como un inconcluso hospital construido por la compañía española FCC, del empresario Carlos Slim, instalar hospitales de campaña y contratar médicos cubanos para atender a los enfermos.