La Coalición de la oposición siria exiliada votó el sábado en Estambul a favor del envío de una delegación la semana próxima a la conferencia de paz Ginebra II, en previsión de la cual el régimen de Damasco hizo una oferta de alto el fuego en Alepo (norte).

"Las negociaciones de Ginebra II tienen como único objetivo satisfacer las demandas de la revolución" y "antes que nada retirarle al carnicero (Asad) todos sus poderes", declaró Ahmad Jarba, el jefe de la Coalición de la Oposición.

La decisión fue inmediatamente saludada por Estados Unidos y Francia, que la calificaron de valiente.

Luego de medio día de discusiones a puerta cerrada en un hotel de un lejano suburbio de Estambul, mediante un voto secreto, 58 miembros de la Coalición votaron "sí", 14 votaron "no", dos se abstuvieron y uno votó en blanco para participar en las conversaciones que comenzarán el miércoles en Ginebra, según los resultados comunicados por la coalición.

Sólo 75 de unos 120 delegados de la oposición moderada al régimen de Bashar al Asad participaron, lo que pone en evidencia las fuertes divergencias.

El debate sobre el envío de una delegación a Montreux, una localidad suiza donde se llevará a cabo la conferencia, divide profundamente a la oposición moderada al presidente sirio Bashar al Asad, desgarrada entre la rivalidad de sus dos principales proveedores de fondos, Arabia Saudita y Catar.

En este contexto, muchos de sus miembros se muestran reacios a la idea de sentarse en la misma mesa con representantes de un régimen que intentan derribar desde hace casi tres años.

"Hacer concesiones será doloroso", advirtió el viernes un consejero cercano del presidente Jarba, Munzer Aqbiq.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, saludó el sábado la decisión. "Fue una votación valiente que está en el interés de todo el pueblo sirio, que ha sufrido tan horriblemente bajo la brutalidad del régimen de Al Asad y una guerra civil sin fin", dijo Kerry en un comunicado.

El ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius, dijo que la oposición había adoptado una "decisión valiente".

Antes del inicio de las discusiones, el portavoz de la coalición, Jaled Saleh, recordó las condiciones sine qua non de la participación de la oposición en la conferencia de paz.

"El objetivo de cualquier solución política debe ser el establecimiento de un gobierno de transición, en el cual no figure el presidente Asad, con plenos poderes y con la responsabilidad de organizar elecciones transparentes", dijo Saleh.

JSO