El presidente Obama se aferra a una delgada ventaja de cuatro puntos sobre el republicano Mitt Romney en Virginia, cuando ambas partes se enfrascan en una de por sí agresiva campaña en el estado crucial, según un nuevo sondeo de The Washington Post.

Obama superó a Romney, 51 contra 47% entre los posibles votantes de Virginia, aunque perdió la ventaja más clara de 52 contra 44% que tenía a mediados de septiembre.

A diferencia del sondeo de seguimiento de The Washington Post y ABC News, Obama aún tiene una ventaja cuando se le pregunta a los votantes de Virginia ¿quién entiende mejor los problemas financieros de las personas? Obama tampoco ha perdido terreno entre los independientes autoidentificados en Virginia, como lo ha hecho a nivel nacional.

Los resultados ponen de relieve la importancia de los estados indecisos como Virginia, con sus 13 votos electorales, ya que ambas campañas buscan asegurar un camino hacia los 270 votos electorales necesarios para la victoria.

Tal vez lo más llamativo de la encuesta es los muchos votantes que las dos campañas han contactado en Virginia este otoño. Un asombroso 44% de los posibles votantes encuestados dijo haber sido contactado por la campaña de Obama, 41% dijo lo mismo de Romney. Más de uno de cada cuatro votantes dijo haber escuchado de ambas campañas.

Ambas campañas han incrementado sus esfuerzos para llegar a los votantes desde el mes pasado, aunque menos votantes dijeron que habían sido contactados por el equipo de Obama en esta ocasión que hace cuatro años. Mientras tanto, la organización de Romney está superando a la del senador John­ McCain en el 2008.

Además, como para confirmar el énfasis que ambas partes ha puesto en la votación anticipada, 4% de los posibles votantes encuestados dijeron que ya habían votado y 41% adicional dijo que era probable que lo haría, lo que sería un salto brusco a diferencia de hace cuatro años.