Washington. El expresidente de Estados Unidos Barack Obama dio el día de ayer, su apoyo a Joe Biden, al considerar al futuro candidato demócrata a la Casa Blanca capaz de guiar a los estadounidenses en los “tiempos más oscuros”.

“Creo que Joe (Biden) tiene todas las cualidades que necesitamos en un presidente en este momento”, dijo Obama sobre quien fue su segundo al mando, en un video de 12 minutos grabado en su casa y publicado en Internet.

“Joe (Biden) tiene el temperamento y la experiencia para guiarnos a través de uno de nuestros tiempos más oscuros, y curarnos con una larga recuperación”, agregó. “Es por eso que estoy orgulloso de apoyar a Joe Biden para convertirse en presidente de Estados Unidos”.

Aún muy popular, el apoyo de Obama es un gran impulso para el candidato de 77 años, que buscará disputarle al mandatario Donald Trump su reelección después del abandono de Bernie Sanders en la carrera por la nominación demócrata la semana pasada.

El posicionamiento de Obama llega después de que Sanders diera el lunes su apoyo a Biden.

Biden fue la mano derecha de Obama durante los ocho años (2009-2017) en estuvo de inquilino en la Casa Blanca. El exvicepresidente hizo gala durante la campaña de las buenas relaciones con el que fuera su jefe, un importante activo entre los votantes demócratas.

Obama dijo además este martes que su elección de Biden como vicepresidente en el 2008 fue “una de las mejores decisiones” que jamás había tomado.

En un raro posicionamiento anterior, Obama había dicho a los votantes demócratas en noviembre del 2019 que las elecciones presidenciales se disputarían en el centro.

Los estadounidenses no creen “que debamos destruir completamente el sistema y comenzar de nuevo”, expresó entonces, y destacó que Estados Unidos no es un país “revolucionario”.

Sin dar nombres, las palabras del expresidente parecían evocar las de Sanders, partidario de una “revolución” política.

Pero en su mensaje de ayer, quien fuera presidente por dos mandatos consecutivos, también elogió a Sanders como un defensor de las ideas progresistas y un candidato apasionado cuya energía y entusiasmo inspiraron a millones de jóvenes.

“En este momento, necesitamos que los estadounidenses de buena voluntad se unan en un gran despertar contra una política que con demasiada frecuencia se ha caracterizado por la corrupción, el descuido, el beneficio personal, la desinformación, la ignorancia y simplemente la mezquindad”, manifestó Obama.

“Para cambiar eso, necesitamos que los estadounidenses de todas las tendencias políticas se involucren en nuestra política y nuestra vida pública como nunca antes”.

Relación especial

Obama forjó un vínculo especial con Biden durante los ocho años que el exsenador de Delaware sirvió como su vicepresidente, y hasta le otorgó la medalla presidencial de la libertad en enero del 2017.

Y aunque al parecer Obama no tenía la intención de interferir en las primarias hasta que hubiera un ganador, el exvicepresidente dijo que le había pedido que no lo apoyara cuando lanzó su candidatura en abril del 2019.

Ya en el 2016, Obama esperó a la victoria de Hillary Clinton sobre Sanders para apoyar a la candidata.

Sin embargo, aunque fue públicamente neutral, Obama jugó un papel importante en persuadir a Sanders para que finalizara su campaña y respaldara a Biden, según el diario The New York Times.