Bruselas. Desde hace tiempo Estados Unidos, que lidera una coalición contra el grupo yihadista, Estado Islámico (EI), en Irak y Siria, pedía a los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) unirse a la coalición internacional que lucha contra el grupo terrorista.

Trump quería conseguirlo en su primera cumbre de la Alianza. Y parece que lo logrará. Los 28 embajadores de la OTAN acordaron sumarse a la causa, una decisión que de acuerdo a fuentes diplomáticas de la alianza, se formalizará hoy durante la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que se celebra en Bruselas.

La decisión fue adoptada a nivel de embajadores y tendrá que ser oficialmente respaldada por los líderes de los países miembros, de acuerdo a las fuentes europeas de alto rango que hablaron en calidad de anonimato.

Esta decisión se daría después de semanas de presión sobre los aliados que son reticentes a que la OTAN enfrente a Rusia en Siria y a perder el apoyo de países árabes que sientan una imposición de estrategias desde el Occidente.

Antes de filtrarse la noticia, el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, había dicho que sería un paso importante que la organización ingrese a la coalición de 68 países encabezada por Washington.

Por otro lado, adelantó que Trump quiere realmente que los aliados intensifiquen sus obligaciones y aumenten su gasto militar nacional a 2% como se comprometieron en el 2014, y advirtió que el discurso de Trump será muy duro en este punto. El mensaje de Trump irá en esta línea: Nosotros estamos haciendo mucho. El pueblo estadounidense está haciendo mucho por la seguridad (de ustedes) y nuestra seguridad conjunta. Necesitamos asegurarnos de que (ustedes) están haciendo su parte para su propia seguridad también , dijo.

Condiciona a Rusia

Haciendo suya una posición de la era Obama sobre la exclusión de Rusia del grupo G7, que se reunirá en la ciudad siciliana de Taormi el viernes y sábado, Tillerson dijo que el Kremlin tendría que asegurar el progreso de la paz en el este de Ucrania y restaurar la soberanía de Kiev sobre su territorio antes de que pueda volver a formar parte.

Sobre el encuentro de líderes adelantó que ningún acuerdo comercial está a la vista. En cambio, señaló, los líderes europeos deben esperar una discusión muy franca sobre por qué existen estos desequilibrios comerciales .