La policía arrestó el viernes a un hombre armado que atacó una clínica de abortos de Planned Parenthood en Colorado Springs y realizó disparos con un rifle, en un acto de violencia que dejó al menos 11 personas heridas, incluidos cinco agentes policiales, dijeron las autoridades.

Cinco horas después del inicio de la crisis, el sospechoso fue puesto bajo custodia, confirmó la ciudad de Colorado Springs en un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter.

NOTICIA: Arrestan a atacante de Colorado tras herir a cuatro

Un fotógrafo de Reuters en el lugar vio a un hombre con una camiseta blanca, con sus manos esposadas detrás de su espalda, que era sacado desde un vehículo blindado de seguridad y era subido a un automóvil no identificado de la policía.

Una hora antes, la policía dijo que el proceso de asegurar el edificio fue desacelerado por el hecho de que el hombre llevó "algunos bolsos" a la clínica y dejó varios artículos afuera, los que debían ser revisados en búsqueda de posibles trampas o explosivos.

NOTICIA: Cuatro policías heridos en un tiroteo en Colorado

Las autoridades no informaron de fallecidos. Entre los heridos por los disparos había cinco agentes policiales, dijo la portavoz de la fuerza teniente Catherine Buckley.

No se entregó información sobre la naturaleza de las heridas, ni sobre el estado de las víctimas.

La policía rodeó el edificio luego de que recibió una llamada de emergencia informando que se realizaron disparos y los agentes finalmente enfrentaron al sospechoso dentro de la clínica, dijo Buckley.

NOTICIA: Policía intenta localizar a atacante en Colorado

El centro Planned Parenthood realiza abortos y estudios de enfermedades de transmisión sexual, controles de embarazos y otros servicios, según su página en internet.

"Todavía no conocemos todas las circunstancias y los motivos detrás de esta acción criminal", dijo Vicki Cowart, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood Rocky Mountains.

mac