El nuevo jefe de Comunicaciones de la Casa Blanca, Anthony Scaramucci, negó este viernes durante su primera comparecencia ante la prensa que haya "tensiones internas" en el seno del gobierno.

El nombramiento de Scaramucci provocó un terremoto en la Casa Blanca con la repentina renuncia del portavoz presidencial Sean Spicer, quien fue sustituido por Sarah Huckabee Sander.