Serge Dassault, empresario, político y patrón de prensa, así como poseedor de una de las mayores fortunas de Francia, falleció este lunes a los 93 años.

El mismo, al frente del grupo aeronáutico Dassault Group, era un pilar de la industria francesa del armamento. Fue senador durante más de diez años y alcalde de Cobeil Essone, localidad al sur de París, mandato que estuvo plagado de escándalos.

El empresario, al frente de la tercera fortuna de Francia, con activos por 140,800 millones de dólares según la revista Forbes, murió en su oficina, indicó su familia.

"La familia Dassault tiene el dolor de informar el fallecimiento de Serge Dassault, el 28 de mayo de 2018 por la tarde, en su oficina (...) por un fallo cardíaco, a los 93 años", indicó la familia en un comunicado enviado por la oficina de prensa del grupo familiar.

El grupo familiar es el constructor de los aviones de combate Mirage y Rafale, así como los jets civiles Falcon.

Serge Dassault, nacido en París el 4 de abril de 1925 en el seno de una de las familias más ricas de Francia, también era dueño del diario Le Figaro.

El presidente Emmanuel Macron, rindió homenaje al empresario estimando en un comunicado que "Francia pierde un hombre que dedicó su vida a desarrollar una joya de la industria francesa".

El imperio familiar fue fundado por su padre, Marcel Dassault, un ingeniero e inventor de talento que desarrolló hélices utilizadas por los aviones franceses durante la Primera Guerra Mundial.

Marcel Dassault fue deportado al campo de exterminio de Buchenwald luego de la ocupación de Francia por la Alemania nazi. Sobrevivió hasta la liberación del mismo.

Serge, que entonces era adolescente, fue arrestado por la Gestapo junto al resto de su familia, pero escapó a la deportación.

Terminada la guerra trabajó en el grupo familiar hasta que tomó sus riendas a los 61 años, tras la muerte de su padre y a pesar de la oposición del gobierno francés que dudaba sobre su capacidad para dirigir un grupo de alta tecnología, pilar de la independencia de Francia en un momento de consolidación de la industria aeroespacial europea frente a la competencia estadounidense en el sector.

El avión de combate Rafale, utilizado en las campañas de Siria e Irak, es considerado como el más avanzado del momento.

Escándalos y corrupción

En paralelo a sus intereses industriales, Dassault se lanzó en la política, como su padre, aunque esta carrera estuvo salpicada por escándalos.

En febrero de 2017 Serge Dassault evitó la cárcel únicamente por su edad. La justicia lo consideró culpable de evasión impositiva por esconder millones de euros en Luxemburgo, Liechtenstein y las Islas Vírgenes.

Fue multado con dos millones de euros y se le prohibió presentarse a un cargo público durante cinco años.

En abril de 2014 se le acusó de comprar votos, complicidad ilegal en financiamiento de campaña electoral y excederse en gastos cuando era alcalde de Corbeil Essonnes, entre 1995 y 2009.

En 1998, Dassault fue condenado a dos años de prisión en suspenso en Bélgica por sobornar a miembros del Partido Socialista de ese país para obtener un contrato para la venta de helicópteros a las Fuerzas Armadas belgas.

Serge Dassault es padre de cuatro hijos, uno de ellos, Olivier, es actualmente diputado.