Minneapolis, Estados Unidos. El gobernador de Minnesota, Tim Walz, firmó el jueves una orden ejecutiva que activa la Guardia Nacional de ese estado para proporcionar “personal, equipo e instalaciones necesarias para responder y recuperarse” a raíz de la agitación desencadenada por la muerte del afroamericano George Floyd, de 46 años, bajo custodia policial el lunes.

Los líderes del área de Minneapolis buscaron tranquilizar al público y pidieron calma en medio de la indignación nacional y las protestas locales que dieron lugar a incendios, saqueos y enfrentamientos violentos tras los crecientes llamados por cargos penales contra un policía blanco que se arrodilló sobre el cuello de Floyd mientras estaba esposado. Floyd dijo repetidamente: “No puedo respirar”, antes de que fuera sacado de la escena sin pulso.

“Como gobernador, siempre defenderé el derecho a protestar”, dijo Walz en un comunicado. “Es cómo expresamos el dolor, procesamos la tragedia y creamos el cambio. Es por eso que estoy respondiendo a la solicitud de nuestros líderes locales de asistencia de la Guardia Nacional de Minnesota para proteger a manifestantes pacíficos, vecinos y pequeñas empresas en Minnesota ”.

La Guardia Nacional se activó a pedido del alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, y otros líderes locales después de que las protestas pacíficas se volvieron peligrosas. La misión es común para la Guardia, que se puede activar por orden de un gobernador o del presidente Trump.