Ciudad Victoria. Una bebé estadounidense de un año recibió un disparo en la espalda por parte de soldados mexicanos cuando el vehículo en el que viajaba con su familia, en la localidad de Camargo, Tamaulipas, al parecer quedó en medio de una patrulla militar y un vehículo de presuntos delincuentes durante una persecución.

El delegado de la Procuraduría General de la República de Tamaulipas, Guadalupe Salinas, dijo que otra bebé de ocho meses que iba en el carro resultó con rasguños por una bala, mientras que una mujer sufrió algunas heridas menores por esquirlas o fragmentos de vidrio.

El funcionario dijo el miércoles que las heridas de las bebés no ponen en riesgo su vida. La menor que recibió el disparo es atendida en San Antonio, Texas.

La mujer herida es la mamá de una de las bebés. Las tres, ciudadanas estadounidenses, al parecer visitaban a familiares la semana pasada cuando resultaron heridas.

La persecución que derivó en el tiroteo que las hirió ocurrió hace una semana, pero los reportes no fueron confirmados sino hasta ahora.

Iban siguiendo una camioneta los militares (y) se atravesó en ese momento (la familia) , dijo Salinas.

Los soldados creían que eran unos malhechores y llegaron a su carro y se dieron cuenta de que no, que eran mujeres, o sea, las niñas y las señoras , añadió.