Johannesburgo. La primera dama estadounidense, Michelle Obama, visitó a Nelson Mandela en el primer día de su gira por África, informaron la fundación del ex presidente sudafricano y la Casa Blanca.

Obama, acompañada por su madre y sus dos hijas, se reunió con el líder e icono de la lucha contra el apartheid, de 92 años, en su casa en el suburbio Houghton de Johannesburgo. La Fundación Nelson Mandela la describió como una visita de cortesía.

Las fotos del encuentro divulgadas por la Casa Blanca mostraron a una sonriente primera dama junto a sus hijas Sasha y Malia sentadas al lado de Mandela en un sofá en su hogar.

Mandela no ha sido visto en público desde que fue internado en enero por una enfermedad respiratoria. Desde entonces ha recibido tratamiento médico en su casa y en mayo visitó su pueblo natal.

El líder sudrafricano se retiró de la vida pública en junio del 2004, antes de cumplir 86 años, diciendo a sus adorados compatriotas: "No me llamen, yo los voy a llamar". Desde ese momento apareció pocas veces en público y cuando lo hizo se mostró cada vez más frágil.

Más temprano, la esposa del presidente Barack Obama visitó las oficinas de la fundación, donde vio una exposición de material de archivo que incluye el escritorio de Mandela en la cárcel, calendarios y cuadernos.

La fundación citó a Obama diciendo: "Están haciendo un trabajo muy importante".

La primera dama llegó a Sudáfrica el lunes y previamente se reunió con Nompumelelo Zuma, una de las esposas del presidente Jacob Zuma, en la capital Pretoria.

La visita de Michelle Obama a Sudáfrica y Botswana es su segundo viaje al exterior sola y tiene el objetivo de impulsar las políticas de Estados Unidos en materia de educación, salud y democracia.