México tomará acciones legales "prontas, expeditas y contundentes" para exigir la protección de sus ciudadanos en Estados Unidos, tras un tiroteo en Texas, donde en cifras preliminares se registró la muerte de seis mexicanos y siete resultaron heridos, dijo el domingo el canciller Marcelo Ebrard.

"El presidente de la República me ha instruido para que esta indignación de México se traduzca en (...) acciones legales eficaces, prontas, expeditas y contundentes para que México coadyuve y exija que se den las condiciones para proteger a (...) las mexicanas y mexicanos en Estados Unidos", dijo Ebrard.

"Lo que ha ocurrido es inadmisible", agregó el canciller en un video compartido en sus redes sociales.

El sábado, un hombre armado con un rifle mató a 20 personas e hirió a otras 26 en un supermercado Walmart de El Paso, Texas.

Por otra parte, Ebrard  dijo que este domingo se dará información sobre los mexicanos fallecidos en ese tiroteo, y consideró que es un "día de luto para México y los Estados Unidos".

Agregó que este domingo, a las 16:30 horas ofrecerá una conferencia de prensa para dar a conocer las primeras acciones jurídicas que tomará el gobierno de México, de acuerdo con el derecho internacional.

Con  respecto al tiroteo de esta madrugada en Dayton, Ohio, el canciller Marcelo Ebrard informó que "no tenemos mexicanos afectados hasta ahora en la balacera".

Por la mañana la Embajada de Estados Unidos en México condenó el tiroteo ocurrido el sábado en El Paso, Texas, y anunció que apoyará en las indagaciones que se realizan para que estas lleguen hasta sus últimas consecuencias.

De igual forma, mediante un comunicado expresó sus condolencias por las muertes que enlutan a México y a su nación, al resaltar los históricos lazos que mantienen ambas naciones, así como las comunidades de Ciudad Juárez y El Paso.

“Expresamos nuestro más sentido pésame por los hechos ocurridos ayer en El Paso, Texas. Lamentamos profundamente la pérdida de vidas en este crimen sin sentido. El gobierno federal apoyará al gobierno estatal para que las investigaciones lleguen hasta las últimas consecuencias.

“Los pueblos de México y Estados Unidos, así como las comunidades de Ciudad Juárez y El Paso, estamos unidos por lazos familiares e históricos. Condenamos este nefasto acto, y permaneceremos tan unidos como siempre", expresó la sede diplomática.