Ante la permanente preocupación sobre la paz, México es un país activo que promueve el diálogo y el fortalecimiento  de las instituciones multilaterales, aseguró el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Durante su participación en el conversatorio con galardonados del Premio Nobel en América Latina, «Unidos en la Diversidad», en el marco del día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, el canciller puntualizó que construir sociedades justas y la paz mundial también pasan por liberar a las mujeres de todo tipo de violencia.

México ha tratado de fortalecer las  instituciones multilaterales, siempre somos uno de los países más activos en ello; desnuclearizar América; el Tratado de Tlatelolco; muy recientemente las iniciativas en contra de la negligencia de la industria armamentista, lo acabamos de decir ahora en el Consejo de Seguridad: la proliferación de armas, el diseño de armas, la promoción en los videojuegos de la violencia sin fin”, dijo el funcionario.

Ebrard econoció que la comunidad de países de América Latina y el Caribe ha contribuido a propiciar el conocimiento, el entendimiento y el crecimiento de la región fundados en la paz.

“Vivimos en una época en donde tenemos que hacer muchísimas cosas para alcanzar la paz, ese es el quehacer de la Cancillería, nosotros vamos a estar muy atentos al diálogo del día de hoy para que podamos llevar al terreno de la acción política internacional los principios, las conclusiones y las aspiraciones que nos animan y no pensar solo en la paz entre las naciones, sino también en la igualdad, el respeto mutuo, las libertades que hacen que podamos convivir en sociedades en paz”, dijo.

Contra el tráfico ilícito de armas

En referencia a la demanda mexicana contra 11 empresas estadounidenses fabricantes de armas, el consultor jurídico de la SRE, Alejandro Celorio, recordó que el flagelo del tráfico ilícito de armas ha golpeado a la región.

“El lunes 22 de noviembre, el canciller llevó este tema al Consejo de Seguridad con una visión de que tenemos una oportunidad para construir la paz, utilizar la ciencia, la tecnología, para evitar que estas armas lleguen a las manos incorrectas”.

“Más que el endoso, el apoyo de las personas merecedoras del Premio Nobel de la Paz, lo que buscamos desde la Cancillería, es la reflexión sobre las mejores vías para evitar que este flagelo siga creciendo y que el tráfico ilícito de armas nos siga lastimando tanto como hasta ahora”, dijo Celorio.

kg