El canciller Marcelo Ebrard Casaubón anunció que México concederá asilo político a Evo Morales, quien dimitió a la presidencia de Bolivia en la víspera en medio de una crisis política.

Ebrard dijo que el gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió darle este beneficio debido a que la vida e integridad de Morales están en riesgo.

"Les informo que hace unos momentos recibí una llamada del presidente Evo Morales, mediante la cual respondió a nuestra invitación y solicitó verbal y formalmente asilo político en nuestro país", dijo el canciller en un breve mensaje a medios.

Ebrard comentó que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero acordó conceder el asilo político a Morales.

El funcionario federal explicó que se informará al Senado de la República el desarrollo de estos hechos, solicitando su respaldo a esta decisión. "Hemos informado al Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia, para que bajo el derecho internacional, proceda a otorgar el correspondiente salvoconducto y las seguridades, así como garantías de que la vida, integridad personal y libertad del señor Morales no serán puestas en peligro y que podrá ponerse en seguridad", dijo Ebrard.

 

El canciller comentó que esta decisión ya se dio a conocer también a la Organización de Estados Americanos (OEA) y también se le informará a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), "invocando la protección internacional a la vida y la integridad de Evo Morales".

En la conferencia matutina en Palacio Nacional, Ebrard Casaubón dijo que el gobierno federal considera un golpe de Estado lo sucedido en Bolivia, ya que el Ejército pidió la renuncia de Evo Morales. Indicó que México demanda el restablecimiento del orden en aquel país donde todavía se presentan actos violentos.

Acompañado del presidente Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard refirió que México reiteraba el asilo político para Evo Morales.

Desde el domingo 10 de noviembre el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que varios ex colaboradores de Morales, así como legisladores bolivianos habían pedido asilo a la embajada mexicana en Bolivia.

Además, el encargado de la política exterior mexicana se ha mantenido atento de la evolución de los acontecimientos y de los mexicanos radicados en aquel país.

Con información de Jorge Monroy.

kg