Los países americanos, y en especial sus órganos represivos, deben considerar como "víctimas" a los menores de edad vinculados con organizaciones criminales o grupos violentos, sugirió la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en un informe divulgado este miércoles.

NOTICIA: México, sin atención para niños en grupos armados

De acuerdo con el documento "Violencia, niñez y crimen organizado", la CIDH exhortó a sus países miembros a "considerar a los niños, niñas y adolescentes principalmente como víctimas de los grupos delictivos, quienes son utilizados y explotados para sus objetivos criminales".

Para la CIDH, los Estados deben partir de la premisa que "los niños y adolescentes que se integran en estructuras delictivas provienen de situaciones de privación de derechos y vulnerabilidad".

NOTICIA: Crimen organizado, autor de mayoría de desapariciones

Esos menores de edad, señaló la entidad, "representan uno de los grupos más afectados por diversas formas de violencia y vulneraciones a sus derechos, así como por el actuar del crimen organizado y por las políticas de seguridad ciudadana de carácter represivas".

El informe de 245 páginas constata con "profunda preocupación" que menores de edad expuestos a este contexto "sufren situaciones de violencia, abuso y negligencia en sus hogares, comunidades y escuela, por parte de adultos, de sus pares e incluso de la policía".

Según la CIDH, un órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), esos niños, niñas y adolescentes "son utilizados y explotados por los adultos para una amplia gama de acciones dentro de estructuras criminales que funcionan con amenazas y violencia".

De acuerdo con el extenso documento, en general los adolescentes (y en particular los varones, pobres y negros) son percibidos "como victimarios y como responsables por el clima de inseguridad", una percepción que deja a esos grupos expuestos a la acción represiva de los órganos del Estado.

NOTICIA: Niños y mujeres, el rostro de la trata en México

En materia de seguridad ciudadana priman "políticas fuertemente centradas en los aspectos de carácter coercitivo por las fuerzas de seguridad y represión punitiva", en un marco generalizado de "progresiva militarización" de esas iniciativas de seguridad en centros urbanos, según el documento.

rarl