Diversas organizaciones en defensa de los migrantes preparan estrategias paralelas a la legal con la que buscan presionar al gobierno de Arizona y de Estados Unidos para que veten la ley antiinmigrante SB 1070, promulgada en dicho estado.

Entre las acciones que preparan está la de realizar una megamarcha en todos los estados con presencia de hispanos, el próximo Día del Trabajo (1 de mayo), y así protestar por la medida racial y discriminatoria, así como la de convocar a un boicot económico que sensibilice al gobierno estatal y federal.

Existen incluso organizaciones en defensa de los derechos humanos que, aunque están integradas por ciudadanos estadounidenses, se han sumado a la lucha para lograr que se derogue esta legislación recién aprobada por el congreso local y firmada el 23 de abril por la gobernadora Jan Brewer. Es el caso de No More Deaths (No más muertes), organización que protege los derechos humanos de los migrantes que cruzan la frontera de México y Estados Unidos.

Ante esta situación, la vocera de dicha ONG, Sara Linius dijo a El Economista que están convocando a más gente y reclutando voluntarios para que se unan en contra de la legislación que faculta a la policía para detener a sospechosos de ser indocumentados.

La vocera explicó que incluso la ley afecta a personas nacidas en Estados Unidos, ya que nadie porta sus papeles para demostrar que nació aquí.

obrito@eleconomista.com.mx