EL SENADOR republicano por Arizona, John McCain, afirmó este lunes que algunos de los incendios forestales que han obligado a miles de personas a abandonar sus casas en diversas regiones del estado pudieron haber sido iniciados por inmigrantes ilegales, pero no aportó ninguna evidencia para apoyar su declaración.

Existe sustancial evidencia de que algunos de estos devastadores incendios pudieron haber sido ocasionados por personas que cruzaron nuestra frontera ilegalmente , aseveró en una conferencia celebrada tras haber realizado un recorrido de la región de Wallow , en el sur de Arizona, donde sigue fuera de control el mayor de los incendios.

La respuesta a esa parte del problema radica en contar con una frontera segura , agregó.

Tom Berglund, vocero del Servicio Forestal de Estados Unidos, había dicho el domingo que no tenía conocimiento de ninguna evidencia de que algunos inmigrantes ilegales habían iniciado el incendio de la región que visitó McCain.

El lunes, la vocera de McCain, Brooke Buchanan, pretendió aclarar que el Senador se refería en sus acusaciones a los incendios que se han registrado en la zona fronteriza entre Arizona y México, no necesariamente al incendio de Wallow, la zona que inspeccionó.

McCain ofreció sus teorías sobre las causas. Iniciaron esos incendios porque quieren mandar señales a otros; empiezan incendios para protegerse del frío y comienzan siniestros para distraer a las autoridades de sus ubicaciones .

Como era de esperarse, estas especulaciones sin fundamento de McCain provocaron airadas reacciones entre organizaciones de defensa de los latinos y grupos de derechos humanos, muchos de los cuales enfrentan en los tribunales la estricta nueva ley migratoria de Arizona.