Washington.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó como el "peor día" de su presidencia la matanza de 20 niños en la escuela Sandy Hook, en la localidad de Newtown, Connecticut.

" Fue el peor día de mi presidencia y es algo que no quiero que se repita", sostuvo el mandatario en una entrevista al programa dominical "Meet the Press" de la cadena NBC.

"Creo que cualquiera que ha estado en Newtown, que ha hablado con los padres, con las familias, entiende que algo fundamental tiene que cambiar en Estados Unidos", afirmó.

En el trágico incidente el pasado 14 de diciembre, el joven Adam Lanza, de 20 años, mató a su madre en su casa y luego asesinó a los niños y a seis adultos en la escuela, y luego se suicidó.

"Todos tenemos que hacer un examen de conciencia, incluyéndome a mí como presidente, que permitimos una situación en la que 20 hermosos niños son baleados en un aula", puntualizó Obama.

"Algo tiene que funcionar", indicó el mandatario sobre su apoyo a esfuerzos legislativos para prohibir los rifles de asalto y otras medidas para el control de armas, pese a la oposición de la influyente Asociación Nacional del Rifle (NRA).

Manifestó que espera que las noticias sobre el tiroteo no se disipen y que por su parte planea reunirse con todas las partes interesadas, incluyendo a demócratas y republicanos, para evitar ese tipo de incidentes.

Sobre la propuesta de la NRA de desplegar guardias armados en cada escuela, respondió que tanto él como la mayoría de estadounidenses están escépticos de que esa medida solucione el problema.

mac