La Liga Árabe pospuso una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de los países del grupo programada para el domingo, que buscaba discutir la crisis en Siria y encontrar un reemplazante para Kofi Annan, enviado de Naciones Unidas y de la organización árabe.

Ahmed Ben Helli, número dos de la Liga Árabe, dijo que la reunión se retrasó debido a una operación de menor importancia a la que fue sometida el canciller saudí, príncipe Saud al-Faisal.

La corte real saudí dijo aseguró que Al-Faisal se había sometido a una exitosa operación para aliviar una obstrucción intestinal.

El canciller de Arabia Saudita y su par de Qatar han estado a la vanguardia en el Golfo Pérsico de los esfuerzos para aislar al presidente sirio Bashar al-Assad, que ha utilizado tanques y tropas para tratar de sofocar una rebelión Popular. Se cree que ambos estados abastecen de armas a los rebeldes.

Ben Helli dijo que los ministros árabes, que tenían previsto reunirse en Jeddah, Arabia Saudita, fijarán próximamente una nueva fecha para reunirse.

EISS