Berlín. Las personas no vacunadas contra el Covid-19 podrían enfrentarse a nuevas restricciones si los contagios siguen aumentando en Alemania, dijo el día de ayer 25 de julio, el jefe de gabinete de la canciller Angela Merkel, Helge Braun.

"Las personas vacunadas tendrán definitivamente más libertad que las no vacunadas", dijo Braun al periódico Bild am Sonntag.

Por el momento los alemanes pueden acudir a restaurantes, cines y recintos deportivos si están totalmente vacunados o pueden presentar un test negativo reciente.

Pero si las tasas de infección siguen aumentando, las personas no vacunadas tendrán que reducir también sus contactos, enfatizó Braun.

"Esto podría significar que la visita a lugares como restaurantes, cines y estadios ya no sería posible ni siquiera para las personas no vacunadas que se hayan sometido a pruebas, porque el riesgo es demasiado alto", indicó.

Hasta el día de ayer, el 60.8% de los alemanes había recibido una inyección, y el 49.1% estaba totalmente vacunado.

El jefe de gabinete de la canciller Angela Merkel, teme que el número de nuevos casos de coronavirus se dispare en las próximas semanas y pueda alcanzar los 100,000 diarios a finales de septiembre, causando grandes problemas a muchas empresas, según declaró al semanario Bild am Sonntag.

El jefe de gabinete, Helge Braun, dijo que los casos estaban aumentando un 60% por semana.