Washington. El presidente de Estados Unidos tiene frente a él a un grupo de precandidatos demócratas que hablan sobre educación, becas, vivienda, cambio climático, impuestos y desigualdad. Donald Trump también está metido de lleno en la campaña, sin embrago, habla de un solo tema: inmigración.

Donald Trump ha cerrado el gobierno desde el punto de vista administrativo, declaró una situación de emergencia nacional para obtener fondos para su muro, ha amenazado con cerrar la frontera, cortó fondos para los países del Triángulo Norte, envió tropas a la frontera, despidió a los principales funcionarios de inmigración y pidió la liberación de inmigrantes detenidos en las llamadas ciudades santuario, entre otras decisiones relativas al tema migratorio.

El jueves, volvió a aumentar la presión amenazando con imponer aranceles tan altos como 25% en todos los bienes importados de México.

Mensaje

“Sin duda, cree que la inmigración es un tema clave que lo llevó a ser electo y, mirando las elecciones del 2020, está tratando de demostrar que tiene la intención de hacer algo”, dijo Theresa Brown, exfuncionaria de Políticas del Departamento de Seguridad Nacional que trabaja en el Centro de Políticas Bipartidistas.

“Él sabe que la gente que vive en la frontera de su país sabe que no han habido progresos en su política. Para un presidente que ganó las elecciones en el 2016 a través de un mensaje de inmigración con línea dura y una promesa de que el gobierno mexicano pagaría el muro, la estrategia de Trump consiste en intentar cubrir la falta de progreso de sus promesas”, dijo Brown.

Entre la casi docena de candidatos demócratas, sólo tres, el exsecretario de Vivienda Julián Castro, el excongresista de Texas Beto O’Rourke y el gobernador de Washington, Jay Inslee, han detallado propuestas para reformar el sistema de inmigración. El tema de la atención médica ha sido el vector principal entre la mayoría de ellos.

“Los aranceles son impuestos, simple y llanamente”, dijo Adam Brandon, presidente de FreedomWorks, quien califica el anuncio de Trump como un acto de “usurpación” contra la autoridad del Congreso.