Ciudad de México. En un evento celebrado en días pasados en la Plaza de las Tres Culturas de la Ciudad de México, el embajador Flávio Roberto Bonzanini, secretario general del Organismo para la Prohibición de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (OPANAL) señaló que “en un momento en el que potencias nucleares están modernizando sus arsenales nucleares y no tienen voluntad de firmar o extender los acuerdos que reduzcan esos arsenales, nuestra región tendrá el objetivo de promover la paz”.

Estados Unidos suspendió el año pasado su participación en el tratado INF (por sus siglas en inglés de Intermediate-Range Nuclear Force), el primer acuerdo de desarme pactado durante la Guerra Fría por Washington y Moscú, destinado a eliminar todos los misiles nucleares y convencionales de rango corto y medio. La OPANAL señaló al respecto: “La sola existencia de armas nucleares representa una amenaza para la humanidad”.

En febrero del 2021, Estados Unidos revisará el tratado Start, que regula las armas nucleares de largo alcance. El año pasado, John Bolton, asesor de Seguridad de Trump, dijo que sería muy poco probable que su país ratificara el acuerdo. “Nada indica que los tiempos álgidos del terror nuclear han pasado; la conciencia sobre el tema ha disminuido”, comentó el embajador Bonzanini.

[email protected]