El líder norcoreano Kim Jong Un, realizó una visita sorpresa a China para reunirse con el presidente Xi Jinping, antes de su histórica cumbre con el mandatario estadunidense Donald Trump, que muy probablemente se realizará el mes próximo en Singapur.

“Xi Jinping, secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) y presidente chino, se reunió con Kim Jong Un, presidente del Partido de los Trabajadores de Corea (WPK) y presidente de la Comisión de Asuntos Estatales de la RPDC, en Dalian, provincia de Liaoning, noreste de China", informó la agencia informativa Xinhua.

En un despacho emitido esta noche, la agencia estatal de noticias de este país precisó que la visita de Kim a China, la segunda luego de la que hizo a fines de marzo pasado, se realizó entre lunes y este martes y que se llevó a cabo en un “ambiente cordial y amistoso”.

De acuerdo con el reporte, los principales líderes tuvieron un intercambio general y profundo de puntos de vista sobre las relaciones entre China y la República Popular Democrática de Corea (RPDC), nombre oficial de Corea del Norte, y los principales asuntos de interés común.

“El camarada presidente hizo un viaje especial a China para reunirse conmigo nuevamente después de 40 días”, indicó Xi, en un momento crucial cuando la situación de la península de Corea está experimentando cambios profundos y complejos, destacó Xinhua.

El mandatario chino destacó que la nueva visita del líder norcoreano ha unido las relaciones entre el Partido Comunista de China (PCCh) y el Partido de los Trabajadores de Corea (WPK) y de los países, así como su comunicación estratégica. "Lo digo muy bien", apuntó.

"Después de mi primera reunión con el presidente camarada, las relaciones entre China y la RPDC y la situación de la península de Corea han progresado positivamente. Me siento feliz por ello", destacó el mandatario chino.

Xi dijo que estaba dispuesto a reunirse nuevamente con Kim para realizar esfuerzos conjuntos para impulsar el desarrollo saludable y estable de las relaciones entre China y la RPDC, lograr paz y estabilidad duradera en la península Coreana y promover la paz, la estabilidad y la prosperidad regional.

También expresó su más sincero agradecimiento a Kim por su gran atención y su sincera actitud demostrada después del reciente accidente de tránsito en Corea del Norte, en el que murieron varios ciudadanos chinos.

Por su parte, Kim dijo que tanto la amistad entre la RPDC y China como la situación en la península Coreana han experimentado un progreso significativo desde marzo de este año. "Estos son los resultados positivos de mi reunión histórica con el camarada secretario general", indicó.

Kim dijo que vino a China nuevamente para reunirse con el secretario general e informarle de la situación, con la esperanza de fortalecer la comunicación estratégica y la cooperación con China, profundizar la amistad entre la RPDC y China y promover paz y estabilidad, mencionó Xinhua.

Kim destacó que su segunda reunión con Xi después de más de un mes profundizará la confianza mutua e impulsará la relación amistosa y cooperativa entre la RPDC y China para lograr un desarrollo aún más cercano e integral en línea con las exigencias de la nueva era.

Sobre la situación de la península Coreana, Xi reveló que en su encuentro con el líder norcoreano intercambiaron puntos de vista y alcanzaron consensos importantes para promover el diálogo y aliviar la tensión con avances constructivos.

“Con los esfuerzos conjuntos de las partes pertinentes, el impulso del diálogo y el alivio de la tensión en la península se consolida en la dirección que conduce a una solución política”, subrayó.

Xi recordó que China apoya la desnuclearización de la península y respalda el diálogo y la consulta entre la RPDC y Estados Unidos para resolver el problema.

"China está dispuesta a seguir trabajando con todas las partes relevantes y desempeñar un papel activo en el avance integral del proceso de resolución pacífica del problema de la península a través del diálogo y la realización de la paz y la estabilidad a largo plazo en la región", dijo.

Kim expresó, por su parte, su gratitud a China por su prolongada e importante contribución con la desnuclearización en la Península Coreana y la salvaguardia de la paz y la estabilidad en la región.

“Mientras las partes pertinentes deroguen sus políticas hostiles y eliminen las amenazas a la seguridad contra la RPDC, no es necesario que la RPDC sea un estado nuclear y la desnuclearización puede realizarse”, aseguró el líder norcoreano.

Kim expresó la esperanza de que Corea del Norte y Estados Unidos construirían confianza mutua a través del diálogo y las partes pertinentes tomarían medidas graduales y sincronizadas de manera responsable para avanzar de manera integral en el arreglo político de la cuestión de la península Coreana y eventualmente lograr la desnuclearización y la paz duradera.

La nueva visita del líder norcoreano a China se realiza a unas semanas de la histórica cumbre que tendrá con el mandatario estadunidense Donald Trump, la cual muy probablemente se realizará el mes próximo en Singapur, aunque la fecha y el lugar de la cita aún están por confirmarse.