El primer ministro británico, Boris Johnson, aseguró este sábado 14 de septiembre que hubo "enormes avances" para lograr un acuerdo con la Unión Europea (UE) sobre el Brexit, en una entrevista en la que comparó a Reino Unido con el increíble Hulk, el musculoso personaje de cómic.

"Cuando obtuve este cargo, todo el mundo decía que no era posible ningún cambio en el acuerdo de retirada" de Reino Unido de la UE, dijo el primer ministro al periódico The Mail on Sunday . "Pero los dirigentes de la UE cambiaron de parecer y hay una conversación muy buena en curso sobre cómo abordar las cuestiones de la frontera norirlandesa".

La frontera entre la provincia británica de Irlanda del Norte y la República de Irlanda es el principal escollo en las conversaciones sobre el Brexit.

La denominada "salvaguarda irlandesa", pensada para evitar la reinstauración de una frontera física entre ambos territorios, genera una gran polémica, y fue en gran parte el motivo por el que los diputados británicos rechazaron en tres ocasiones el tratado de salida negociado por Theresa May, forzando su renuncia como jefa de gobierno.

Se trata de una solución de último recurso que solo entraría en vigor si, tras un periodo de transición previsto en el acuerdo, Londres y Bruselas no acuerdan una solución mejor, y que crearía un "territorio aduanero único", que englobaría a la UE y al Reino Unido, lo que limitaría la capacidad de Londres para negociar tratados comerciales con otros países.

"Hay mucho trabajo por delante y hasta el 17 de octubre", cuando los líderes de la UE se reunirán para una cumbre final antes de la salida de Reino Unido del bloque, dijo Johnson. "Pero voy a ir a esa cumbre y voy a obtener un acuerdo, tengo mucha confianza".

Antes de eso Boris Johnson se reunirá el lunes 16 de septiembre en Luxemburgo con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el jefe negociador del bloque para el Brexit, Michel Barnier.

Durante la entrevista Boris Johnson, comparó a Reino Unido con el superhéroe Hulk.

"Cuanto más se enoja Hulk, más fuerte se vuelve, y siempre escapa, aunque parezca estar fuertemente atado, como es el caso de este país", dijo. "Saldremos el 31 de octubre [...] créanme".

No obstante, la oposición parlamentaria a su posición aumentó aún más este sábado, cuando Sam Gyimah, uno de sus diputados por el Partido Conservador, desertó y se unió a los Liberal-Demócratas, proeuropeos.

La salida de Gyimah ocurre pocos días después de la del diputado conservador Phillip Lee, que hizo perder a Johnson la mayoría absoluta en el parlamento.

Gyimah es el sexto diputado en unirse este año al Partido Liberal-Demócrata, que cuenta ahora con 18 miembros en la Cámara de los Comunes, de 650.

"Está claro que los liberales-demócratas son el punto de encuentro de aquellos que quieren permanecer" en la Unión Europea (UE), reaccionó la dirigente del partido Jo Swinson.

Gyimah había renunciado el año pasado al gobierno de Theresa May debido a sus desacuerdos con su estrategia para sacar a Gran Bretaña de la Unión Europea.

Ferviente partidario de un nuevo referéndum sobre el Brexit, fue muy crítico con Johnson, quien amenaza con abandonar la UE el 31 de octubre con o sin acuerdo sobre las condiciones de salida.

El ex ministro de 43 años, en un tiempo considerado como una estrella en ascenso de su partido, fue brevemente presentado contra Johnson en junio para dirigir el partido.

Los diputados aprobaron una ley que ordena a Johnson buscar una prórroga del plazo más allá del 31 de octubre si no surge algún acuerdo de la cumbre de la UE el 17 y 18 de octubre.