El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo el miércoles que el presidente palestino, Mahmoud Abbas, no podía esperar forjar un acuerdo de paz con Israel si pactaba una reconciliación con el grupo islámico Hamas.

"La Autoridad Palestina debe elegir entre la paz con Israel o la paz con Hamas. No hay posibilidad para una paz con ambos", dijo Netanyahu después de que ambos grupos palestinos anunciaron que habían superado sus diferencias del pasado.

Se espera que Netanyahu realice una reunión conjunta del Congreso de Estados Unidos durante una visita a Washington el mes próximo, cuando planea delinear su plan para reiniciar las conversaciones de paz con la Autoridad Palestina de Abbas, que controla Cisjordania.

Las conversaciones comenzaron en septiembre con el objetivo de alcanzar un acuerdo en un año, pero fracasaron rápidamente luego que Netanyahu se negó a extender un congelamiento parcial de la construcción de asentamientos judíos en Cisjordania.

En un discurso televisado, Netanyahu dijo que Israel no aceptará a Hamas como un socio en la negociación porque "aspira a destruir Israel, lo dice públicamente, lanza cohetes a nuestras ciudades, lanza cohetes anti-tanques contra nuestros niños".

Agregó que el sorpresivo anuncio de un acuerdo de reconciliación "expone la debilidad de la Autoridad Palestina y desata preguntas sobre si Hamas se quedará con Judea y Samaria (en Cisjordania) como lo hizo con la Franja de Gaza".

Hamas tomó el control de la Franja de Gaza en una guerra civil breve y sangrienta en el 2007, cuando derrocó al Gobierno de Abbas. Fatah, la facción más secular del presidente palestino, controla Cisjordania.

Netanyahu dijo en un discurso en hebreo que dependía del Gobierno de Abbas decidir sus próximos pasos.

"Espero que la Autoridad Palestina tome la decisión correcta, que elegirá la paz con Israel. La elección está en sus manos", agregó.

DOCH