Teherán. Irán afirmó ayer martes que se había hecho de otro premio en un enfrentamiento creciente con Washington al mostrar un supuesto avión no tripulado de EU que, aseguró, fue capturado intacto. Sin embargo, la Marina estadounidense respondió que ninguno de sus aviones no tripulados en la región estaba perdido.

Las versiones contradictorias podrían presionar a ambas partes el brindar más detalles sobre las operaciones de reconocimiento de EU y las contramedidas iraníes.

También indican otras cuestiones, incluso el cómo logró Irán hacerse del drone ScanEagle sin daños apreciables a su estructura ligera de fibra de carbono o si la aeronave pudo haber sido desplegada por otro país del Golfo.

Incluso existe la posibilidad de que el avión no tripulado sea auténtico, que haya sido sacado del mar después de un accidente en el pasado y expuesto para maximizar su efecto en medio de las crecientes tensiones sobre las misiones de reconocimiento estadounidenses -incluido un avión no tripulado Predator que estuvo bajo el fuego de aviones de combate iraníes el mes pasado.

Pero a diferencia del más grande Predator, que puede llevar armas y sofisticados sistemas de vigilancia, el más pequeño Scan­Eagle recoge imágenes fotográficas y de video en su mayoría con equipos de poco valor para la inteligencia, según los expertos. Uno incluso llamó a la nave una enorme gaviota con cámaras.

El monitoreo del tráfico aéreo y marítimo del Golfo es de gran importancia para los militares de EU. Irán ha tomado medidas para aumentar su capacidad naval y de aviones no tripulados, lo que ha inquietado a los aliados árabes de Washington.