Roma. Una comisión del Senado italiano aprobó el lunes una solicitud judicial para iniciar una investigación contra el líder de extrema derecha Matteo Salvini, medida que podría dar lugar a un juicio por presunto secuestro de inmigrantes.

Si el líder de la Liga es declarado culpable, podría enfrentar hasta 15 años de cárcel y no podría ejercer cargos políticos, lo que sería un golpe en sus ambiciones para liderar un futuro gobierno.

En julio del 2019, Salvini ordenó que 131 migrantes rescatados del mar debían permanecer en un barco frente a la costa de Sicilia durante seis días, hasta que otros países europeos acordaran acogerlos.

Un tribunal de la ciudad siciliana de Catania recomendó el mes pasado que Salvini sea juzgado por detener ilegalmente a los inmigrantes en el barco Gregoretti.

La decisión contra Salvini llega en un momento delicado. La elección regional que se realizará el domingo podría amenazar la supervivencia del gobierno de coalición, formado hace cuatro meses entre el Movimiento 5 Estrellas y el Partido Democrático.