Londres.- El primer ministro británico, Gordon Brown, fue registrado por un micrófono llamando "intolerante" a una mujer después de que se enfrentara con él por la economía y la inmigración durante una visita de la campaña electoral en el norte de Inglaterra.

Brown hizo este comentario en su coche, cuando se alejaba de la localidad de Rochdale, dentro de su campaña por lograr la reelección, cuando los sondeos dan a los laboristas por detrás de los conservadores e incluso en algunos de ellos aparecen terceros detrás de los liberales-demócratas.

Un raro desliz

"Ha sido un desastre", dijo el primer ministro cuando entró en el coche llevando todavía un micrófono.

"¿De quién ha sido la idea? Es ridículo", agregó.

Al preguntársele qué había dicho la votante, respondió: "todo, es simplemente el tipo de mujer intolerante".

Estas palabras son un raro desliz en una campaña cuidadosamente preparada y coreografiada por todos los partidos de cara a las elecciones del 6 de mayo.

"Pido disculpas si he dicho algo que haya sido vejatorio y me disculparé con ella personalmente", afirmó luego Brown.

"Estaba atendiendo una pregunta que hizo sobre inmigración y no se me dio la oportunidad de responderla", agregó.

"Estoy muy decepcionada"

La jubilada, que dijo que votaba a los laboristas, preguntó a Brown cómo afrontaría el déficit récord del país, así como sobre otras cuestiones, desde la inmigración procedente del este de Europa a las pensiones y el comportamiento antisocial.

Ambos parecían haberse despedido amigablemente antes de que el primer ministro entrara en el coche.

"Estoy muy decepcionada", dijo a periodistas tras conocer las palabras de Brown.

"Estoy muy disgustada. Es una persona muy educada. ¿Por qué está usando palabras como esa? Va a dirigir el país y está llamando a una mujer normal que simplemente se le ha acercado a hacerle unas preguntas que le harían la mayoría de los ciudadanos (...) una intolerante", apuntó.