Masnaa.- Al menos 19 personas murieron el lunes en la ciudad central de Homs, según la televisora estatal siria, tras dos explosiones en la zona controlada por el gobierno.

Más de 100 personas resultaron heridas en el ataque en el barrio de Zahraa, indicó la televisora.

NOTICIA: Coalición le arrebata represa en Siria al Estado Islámico

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, situó la cifra de víctimas en 32 muertos y 90 heridos.

Las imágenes emitidas por televisión mostraban una destrucción generalizada en la zona, mientras los bomberos trataban de extinguir las llamas y con cadáveres tumbados en la calle.

El gobernador de Homs, Talai Barrazi, había dicho antes el lunes que un coche bomba había explotado en la ciudad y apenas unos minutos después un suicida con un chaleco de explosivos se había inmolado entre la gente reunida en torno al lugar del primer ataque.

NOTICIA: ONU respalda proceso de paz para Siria

Las explosiones se produjeron mientras cientos de combatientes y sus familias eran evacuados de tres lugares de Siria para ser trasladados a Líbano y Turquía.

Los opositores sirios, algunos en sillas de ruedas, muletas o camillas, se reunieron en una plaza de Zabadani, un destino turístico en las montañas de Siria, y subieron a autobuses y ambulancias que empezaron a llevarlos a Líbano, desde donde volarían a Turquía.

La evacuación forma parte de una tregua auspiciada por Naciones Unidas alcanzada en septiembre para dos cruciales zonas de batalla en Siria, y contempla el traslado de miles de civiles y combatientes suníes y chiíes de una zona a la otra.

NOTICIA: Obama pide a Assad que deje el poder

Además de Zabadani, las evacuaciones comenzaron en dos pueblos chiíes en el norte de Siria, desde donde combatientes heridos y algunos civiles serán trasladados por tierra a Turquía, antes de subir a un avión que los llevará a Líbano camino de Siria.

El acuerdo es otro ejemplo de los tratos específicos alcanzados para poner fin a los combates en lugares concretos de Siria. Este mes, docenas de combatientes y sus familias empezaron a abandonar un barrio rebelde en la ciudad central de Homs tras años de combates.

Zabadani estaba bastante tranquilo desde septiembre, cuando se alcanzó el acuerdo. El destino turístico había sufrido intensos ataques de las fuerzas del gobierno y del grupo armado libanés Jezbolá, que intentaban capturar este lugar estratégico situado a pocas millas de la frontera libanesa en la carretera que conecta Beirut con la capital siria, Damasco.

Antes el lunes, un convoy de más de 30 ambulancias de la Cruz Roja libanesa cruzó a Siria el lunes para la evacuación de docenas de civiles y combatientes opositores de Zabadani.

La televisora estatal siria dijo que 123 combatientes heridos y sus familias abandonarían Zabadani, de mayoría suní. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos estimó la cifra en 129 personas que serían trasladadas a Beirut, desde donde viajarían en avió a Turquía.

Otros 338 civiles saldrán de los pueblos chiíes sirios de Foua y Kfaryam hacia Turquía, y después viajarán a Líbano, indicó el Observatorio, señalando que las evacuaciones en esas localidades también habían comenzado.

La seguridad en el aeropuerto internacional de Beirut era más estricta de lo normal, a la espera de que llegaran los evacuados más tarde el lunes.

mac