Fráncfort.- Una corte alemana condenó el martes a un ex alcalde ruandés a prisión perpetua por ayudar a organizar la matanza de unos 400 miembros de la etnia tutsi en 1994.

Onesphore Rwabukombe, de 58 años, fue condenado en 2014 de complicidad con el genocidio y sentenciado a 14 años de prisión. Las dos partes apelaron y una corte federal determinó que las pruebas presentadas en el primer juicio eran suficientes para aplicar una condena mayor.

NOTICIA: Estado Islámico ejecuta 500 iraquíes

El tribunal ordenó a la corte estatal de Fráncfort reabrir el caso y los jueces dieron su fallo el martes tras cinco días de audiencias. El hallazgo de circunstancias agravantes significa que la libertad anticipada, común en Alemania, es menos probable.

NOTICIA: Prevén armonizar leyes vs crímenes de guerra

Rwabukombe, miembro de la mayoría hutu y alcalde de Muvumba, fue acusado de ordenar el ataque a la iglesia donde se habían guarecido las víctimas en la población de Kiziguro el 11 de abril de 1994.

Rwabukombe niega haber estado en el lugar de la matanza. Sin embargo, la corte de Francfort halló que "consciente y voluntariamente, junto con otras autoridades, preparó, organizó, comandó y puso en marcha la masacre".

NOTICIA: Un general ruandés es detenido en Londres

Dijo que el acusado "trató de acelerar y culminar los sucesos, aunque él mismo estaba en peligro debido al avance de fuerzas opositoras".

Rwabukombe, quien pidió asilo en Alemania en 2002, fue arrestado en 2010 bajo una orden internacional y está preso desde entonces. No fue extraditado porque las autoridades decidieron que no recibiría un juicio justo en Ruanda.

Más de 800,000 tutsis y hutus moderados fueron masacrados en 1994 en Ruanda.

mac