Bengasi. Las fuerzas aliadas del gobierno libio tomaron el control el sábado de las bases de al menos dos poderosas milicias en la ciudad oriental de Bengasi después de que manifestantes invadieran los complejos en las primeras horas de la mañana.

El líder libio Mohamed Yusuf al-Magariaf comentó a los periodistas la noche del sábado que todas las milicias del país tenían órdenes de estar bajo la autoridad de un aparato de seguridad común, incluidos el Ejército y la policía, o disolverse inmediatamente.

Magariaf, presidente del Congreso General la Nación Libia, habló en una conferencia de prensa poco antes de la medianoche, después de reunirse con funcionarios y líderes de la milicia en Bengasi.

Un día antes, los enfrentamientos entre manifestantes y milicias dejaron cuatro personas muertas y decenas de heridos.

Los enfrentamientos siguieron a una protesta a gran escala el viernes en la que miles de personas marcharon por la ciudad exigiendo la disolución de las milicias que han tomado el control de las calles de Libia ante la ausencia de un gobierno central fuerte y una fuerza policial desde la revolución que puso fin al régimen de 42 años del exlíder Muammar Gaddafi, el año pasado.