Pekín. La transición de liderazgo en China formalmente dio un paso adelante con la entrega de un listado con los nombres de los delegados para su revisión, preparada por el cuerpo ejecutivo del congreso del Partido Comunista.

Los medios estatales informaron que el presídium del congreso -41 miembros y exmiembros de la dirección- aprobó la lista de candidatos para el Comité Central, que fue enviada el sábado a los delegados. Los delegados emitirán su voto antes de que el congreso concluya el miércoles para elegir al Comité Central, un cuerpo de más o menos de 350 miembros.

El Comité Central, a su vez, seleccionará a quienes conformarán la Alta Dirección.

La medida es una formalidad, lo mismo que el propio congreso. La decisión sobre la formación de cuerpos directivos corresponde a un pequeño grupo de agentes del poder.

El vicepresidente Xi Jinping ha sido casi formalmente anunciado para remplazar al presidente Hu Jintao como jefe del partido y Presidente.

La Nueva Generación

El hombre en línea para supervisar la enorme -pero en rápida desaceleración- economía de China para el próximo decenio habla inglés y viene de una generación de políticos educados en una época de mayor apertura a las ideas liberales occidentales que sus predecesores.

Li Keqiang, quien fue Gobernador de Henan y será promovido dentro del consejo superior de la dirigencia, se espera que tome el puesto de Premier a la salida Wen Jiabao la siguiente primavera.

La relación de Li con Xi Jinping sigue siendo ambigua, aunque se espera que los dos sigan el actual modelo, donde Hu Jintao permaneció como el distante jefe de Estado, mientras que Wen actuaba como el rostro de la administración.

Ambos son vistos como parte de una generación de líderes más cómodos con Occidente que sus predecesores, de acuerdo con Ding Xueliang, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong.

Su referencia al estatus de una gran potencia desde el primer día fue EU, a diferencia de Hu y Wen, quienes miraron hacia la Unión Soviética , expuso Ding.