México alcanzará su punto más alto de emisiones de gases de efecto invernadero en el 2030 y a partir se ese año se reducirán, de acuerdo con un informe dado a conocer en Londres por el World Resources Institute (WRI), uno de los think tanks más influyentes en temas relacionados con el cambio climático.

Las emisiones totales de México serán en el 2030 casi cuatro veces más grandes de lo que fueron en 1990, aunque apenas 30% mayores de lo que son en el 2015.

El WRI hizo cálculos independientes de emisiones para algunos países y concluyó que México forma parte de un grupo de cuatro naciones clave que alcanzarán ese pico en el 2030.

Los otros son China, Brasil y Sudáfrica. En todos los casos, las proyecciones del instituto difieren respecto de las cifras presentadas por los gobiernos.

La brecha de las cifras refleja dos escenarios. El más optimista presupone la implementación exitosa de medidas para reducir el consumo de combustibles fósiles. Si eso ocurriera, el pico para México se produciría entre el 2020 y el 2026.

México se comprometió a reducir en 22% sus emisiones de gases de efecto invernadero. Los acuerdos alcanzados en París permitirán utilizar esquemas financieros que apoyarían la consecución de metas bastante más ambiciosas, a niveles incluso de 36%, de acuerdo con expertos mexicanos.

La semana pasada se aprobó en México la Ley de Transición Energética, que promueve las energías limpias y se complementa con la reforma energética y la Ley General de Cambio Climático.

Para México, la mejor manera de responder a este acuerdo es haciendo mucho más a nivel nacional, tomando acciones, y lo que ha dicho es tenerlo en adaptación con planes para una parte importante de los municipios del país , indicó Omar Vidal, director en México del Fondo Mundial para la Naturaleza, a Notimex.

Falta todavía ver cómo viene la implementación, pero tiene componentes importantes con lo que se responde a lo que dice la ciencia, de que un aumento de la temperatura por encima de 2° C traería consecuencias catastróficas , destacó Vidal.

El ambientalista puntualizó que el acuerdo es la conexión entre nivel de compromiso, su implementación y medios, y por eso el financiamiento es importante y es lo que hay que empezar ya a trabajar .