El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, declaró que ningún europeo podrá dar un paso en la calle seguro si la Unión Europea mantiene su actitud hostil, según él, respecto de Turquía.

Me dirijo una vez más a los europeos (...) Turquía no es un país que se pueda sacudir, con cuyo honor se puede jugar, a cuyos ministros se puede expulsar , advirtió Erdogan en un discurso en Ankara.

El mundo entero sigue lo que está pasando de muy cerca. Si siguen comportándose de esta manera, mañana, ningún europeo, ningún occidental, no podrá dar un paso seguro, sereno, en la calle, en ninguna parte del mundo , advirtió.

El mandatario turco hizo estas declaraciones en un contexto tenso entre Turquía y la UE, después de que fueran prohibidos en Alemania y Holanda varios mítines pro-Erdogan en los que tenían que participar ministros turcos.

En tanto en Turquía, llamamos a Europa a respetar los derechos humanos y la democracia , lanzó el jefe de Estado el miércoles.

El recrudecimiento de la tensión con Europa ocurre menos de un mes antes de un referéndum, previsto el 16 de abril, que quiere reforzar los poderes presidenciales en Turquía y que podría permitir a Erdogan mantenerse en el poder hasta el 2029.

En reacción, los dirigentes turcos incrementaron sus invectivas contra las capitales europeas. Erdogan acusó a la canciller alemana Angela Merkel de recurrir a prácticas nazis , causando la indignación de Berlín.

El presidente turco es acusado por sus detractores de deriva autoritaria, en particular después de la tentativa de golpe del 15 de julio pasado, seguida de vastas purgas que afectaron los medios de prensa.