El gobierno salvadoreño compró el miércoles 420 nuevos bitcoins luego de un fuerte declive de su precio en los mercados internacionales, en momentos en que la nación centroamericana trata de expandir el uso de la criptomoneda.

La transacción se suma a una bolsa de 700 bitcoins que la administración del presidente Nayib Bukele ha adquirido desde inicios de septiembre, cuando El Salvador se convirtió en el primer país del mundo en implementar la divisa electrónica como moneda de curso legal.

"Ha sido una larga espera, pero valió la pena. Acabamos de comprar aprovechando la baja", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter. "Estamos obteniendo ganancias del bitcoin".

La operación marca la primera compra gubernamental desde el 20 de septiembre, cuando Bukele anunció la adquisición de 150 bitcoines.

La moneda virtual, que alcanzó la semana pasada un máximo histórico de 67,016.5 por dólar, se ha venido ajustando a la baja en los últimos días y oscilaba la noche del miércoles alrededor de 58,750 unidades.

Todas las compras del Gobierno salvadoreño se han hecho bajo el más completo hermetismo, ya que las autoridades han declinado a revelar el total de transacciones internas relacionadas con la divisa digital, o si las adquisiciones se han hecho con fondos públicos.

La oficina de prensa de la Presidencia no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios por parte de Reuters.

La implementación de la criptodivisa ha estado plagada de fallas en el sistema de la cartera digital impulsada por el Gobierno salvadoreño, Chivo, y decenas de denuncias de suplantación de identidad.

kg