Londres.- El destructor de la Marina Británica "HMS Dauntless" zarpará esta semana rumbo al Atlántico Sur para una misión de seis meses, anunció el ministerio de Defensa este lunes, el día del 30 aniversario del inicio de la guerra de las Malvinas entre Argentina y Reino Unido.

El "HMS Dauntless" partirá el miércoles de su puerto base de Portsmouth, en el sur de Inglaterra, para iniciar lo que un portavoz del ministerio de Defensa calificó de "despliegue de rutina previamente planeado".

El inicio del viaje de este destructor de tipo 45 equipado con misiles de defensa antiaérea Sea Viper se producirá 30 años menos un día después de la salida de los primeros barcos de la fuerza naval que decidió enviar la entonces primera ministra británica Margaret Thatcher para recuperar las islas tras el desembarco argentino del 2 de abril de 1982.

El ministerio de Defensa indicó que el moderno buque de guerra viajaría "vía el oeste y el sur de Africa" pero declinó precisar la fecha prevista para su llegada al Atlántico Sur, en medio de una escalada verbal entre los dos países por la soberanía del archipiélago austral.

El anuncio del envío de este barco y del príncipe Guillermo para una misión en las islas como piloto de helicópteros de búsqueda y rescate llevó en febrero a Argentina a denunciar ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) una "militarización" del conflicto por parte del Reino Unido.

El "HMS Dauntless", que entró en servicio en noviembre de 2010, efectuará así su primer despliegue operativo en reemplazo de la fragata "HMS Montrose", que patrullaba la zona desde hacía varios meses.

El "HMS Montrose" provocó a finales de marzo tensiones entre el Reino Unido y Perú, después de que el gobierno peruano anulara la visita prevista de la fragata al puerto de Callao en solidaridad con la reivindicación argentina.

Las tensiones entre Argentina y el Reino Unido se agudizaron desde que los países del Mercosur decidieron en diciembre prohibir el ingreso en sus puertos de buques con pabellón del archipiélago bajo dominación británica desde 1833.

En el día del 30 aniversario del inicio de la guerra, el primer ministro británico David Cameron denunció un "acto de agresión" destinado, según él, a "robar la libertad" de los habitantes de las islas.

APR