El primero de agosto del 2019 se anunció que las mujeres saudíes ahora podrán ejercer su derecho la de emitir un pasaporte y viajar al extranjero sin el consentimiento de un “tutor masculino" respectivamente. Aunque poco a poco se han suavizado las restricciones para las mujeres, aún hay derechos humanos y sociales a los que no tienen acceso o que se encuentran limitados. 

¿Qué es lo que las mujeres saudíes pueden hacer ahora?

  • Pueden emprender un negocio o constituir una empresa sin tener que demostrar autorización del “tutor masculino”.
  • Pueden registrar el nacimiento de sus hijos e hijas, el matrimonio o divorcio, recibir documentos familiares oficiales y podrán presentarse como tutoras de menores de edad.
  • Pueden emitir un pasaporte para salir del país sin permiso de el tutor, así como a emitir licencias para conducir un vehículo.
  • Pueden ingresar a algunos espacios y eventos deportivos exclusivamente en la sección familiar. Para los hombres hay secciones especiales.  
  • Tienen derecho a votar, pero no de manera libre ni secreta; las mujeres saudíes deben estar acompañadas de sus “tutores masculinos” al emitir su voto.
  • Aunque hay educación superior para las mujeres, este derecho sigue limitado por las leyes saudíes. Deben tener permiso de sus tutores y la oferta educativa para las mujeres es distinta que para los hombres. Para que las mujeres saudíes puedan estudiar una carrera universitaria en el extranjero el tutor también debe autorizarlo primero.

El “tutor masculino”

No pueden eliminar la figura del “tutor masculino”, aunque algunas actividades ya pueden realizarlas sin su autorización, esta figura debe existir para autorizar o negar a las mujeres el ejercicio de otras actividades, todas las mujeres deben estar a cargo de un tutor.

El “tutor masculino” de una mujer saudí puede ser su padre, esposo, hermano o incluso su propio hijo.