El izquierdista Bernie Sanders ganó este martes 11 de febrero la crucial elección primaria demócrata de New Hampshire, superando a los rivales moderados Pete Buttigieg y Amy Klobuchar en la carrera para disputarle la reelección al presidente Donald Trump en noviembre, según proyecciones de los medios estadounidenses.

Sanders, el abanderado del ala progresista del partido, obtuvo el 26% de los votos, seguido del exalcalde de Indiana Buttigieg con 24.3%, y la senadora de Minesota, Amy Klobuchar, con 19.9 por ciento. "Esta victoria aquí es el principio del fin para Donald Trump", dijo Sanders a sus seguidores después de que NBC y ABC anunciaran el resultado.

El trampolín

New Hampshire, un estado del noreste del país con sólo 1.3 millones de habitantes, aporta 24 delegados a la convención demócrata, menos del 1% de los necesarios para la nominación, pero tiene una gran influencia en el panorama político del país por oficiar de trampolín en los inicios.

Sanders, de 78 años y líder de las encuestas a nivel nacional, confiaba en su victoria en este estado, donde arrasó en 2016 contra Hillary Clinton. Buttigieg, de 38 años y quinto en los sondeos de todo el país, aparecía como un serio competidor tras ganarle por estrecho margen en Iowa.

kg