Washington. La asesora de la Casa Blanca, Kellyanne Conway, admitió que no tiene evidencia alguna que respalde las aseveraciones del presidente Donald Trump de que el gobierno de Barack Obama intervino las líneas telefónicas del entonces candidato republicano durante la campaña electoral pasada.

La respuesta es que no tengo evidencia alguna y estoy muy satisfecha de que la comisión de inteligencia de la Cámara esté investigando , dijo Conway al programa Good Morning America de la televisora ABC.

Luego, tuiteó que el gobierno de Trump está complacido por las investigaciones en el Congreso.

Lo que puedo decir es que hay muchas maneras en que a la gente se puede espiar, desafortunadamente , incluso hornos microondas que pueden usarse como cámaras, etcétera , dijo Conway al diario The Record de Nueva Jersey en una entrevista el domingo. Así sabemos que es simplemente una de las realidades de la era moderna .

Muchos políticos han criticado con dureza al presidente por lanzar unas acusaciones de tal severidad mediante su cuenta de Twitter y sin dar pruebas. Grabarle las conversaciones telefónicas a un ciudadano en Estados Unidos requeriría la aprobación de un tribunal y, como presidente, Trump tendría la potestad de publicar esa información

Kellyanne Conway fue la primera persona del círculo cercano a Trump que habló de los hechos alternativos .

Lo hizo para contrastar las críticas que varios medios de comunicación hicieron sobre el número de personas que acudieron a la toma de posesión de Trump, asegurando que fueron mucho menos que los que dijo el mandatario. Ahora, Conway recurre a los hornos microondas para justificar la ausencia de pruebas sobre el supuesto espionaje de Obama a la Torre Trump.