En busca del apoyo internacional, el embajador de Cuba en México, Pedro Núñez Mosquera, anunció que el 6 y 7 de noviembre la Asamblea General de Naciones Unidas se pronunciará sobre el proyecto de resolución presentado por su país para poner fin al embargo económico estadounidense de casi seis décadas con pérdidas que alcanzan los 138,800 millones de dólares.

Asimismo, el diplomático cubano agradeció la postura de rechazo del Gobierno mexicano sobre la medida estadounidense por lo que confió en tener el voto de México a favor de la resolución "Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba".

"Siempre ha sido buena la relación entre Cuba y México y estoy seguro de que se seguirá fortaleciendo (…) México ha tenido una posición de rechazo al bloqueo, el canciller Ebrard fue muy claro en expresar esa postura ante la (pasada) Asamblea General de la ONU. Hoy, México es el quinto socio comercial de Cuba en el mundo y es el principal emisor de visitantes de América Latina y el Caribe", dijo en rueda de prensa.

 

El embajador Núñez mencionó que desde abril del 2018 hasta marzo del 2019, período en el cual el bloqueo se ha recrudecido y continúa aplicándose con todo rigor, las pérdidas alcanzan más de 4,300 millones de dólares.

Ante dichas cifras, el diplomático reiteró que el bloqueo estadounidense es el principal obstáculo para el desarrollo económico y social de Cuba, lo cual también constituye una violación a los derechos humanos de los ciudadanos.

Núñez Mosquera dijo que el bloqueo incide en las relaciones financieras y crediticias internacionales de la isla, además de que constituye un desafío para implementar la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

kg