Caracas. Con el reto de mantener viva su carrera política, el presidente Hugo Chávez superó un vigoroso desafío impuesto por Henrique Capriles en las elecciones presidenciales del domingo y logró un nuevo mandato de seis años que le dará la oportunidad de completar la consolidación de lo que él llama el socialismo del siglo XXI.

La victoria, anunciada la tarde del domingo por el Consejo Nacional Electoral, le dio a Chávez 54.4% de los votos, mientras que Capriles tuvo 44.9 por ciento.

Vaya mi palabra de reconocimiento a todos los que votaron en contra de nosotros, un reconocimiento por su talante democrático, por la demostración cívica que hoy han dado. Estoy seguro que cada día estarán más de acuerdo con la constitución bolivariana. Felicito a la oposición y los directores de la oposición, porque reconocen la victoria del pueblo , expuso Chávez a una multitud de simpatizantes reunida frente al palacio presidencial.

Media hora más tarde, Capriles admitió la derrota en su casa de campaña. Sin embargo, precisó que el apoyo de millones de venezolanos demostró que sus propuestas habían tocado una fibra sensible.

Pidió que Chávez, quien a menudo se burla de sus enemigos como oligarcas y lacayos del imperialismo de Estados Unidos, tome en cuenta las necesidades de la oposición en el país.

Pero Chávez aún enfrenta una serie de desafíos que fueron remarcados por la enfocada y bien organizada campaña de Capriles, en la que el joven abogado apaleó al gobierno por la decadencia en la infraestructura del país, el aumento de la dependencia de exportaciones de petróleo y la incapacidad para controlar una de las tasas de homicidios más altas del mundo.

Un tema casi olvidado en los últimos meses, que podría convertirse en un problema importante nuevamente, es el tumor en la región pélvica de Chávez. El Presidente claramente se vio frenado durante la campaña por el cáncer.

Carlos Romero, un analista político venezolano que ha seguido de cerca las elecciones, afirmó que a pesar de la victoria de Chávez, su modelo económico de intervención estatal ha fallado. Ese fracaso -indicó Romero-, junto con el cuestionable estado de salud de Chávez, significa que ésta es probablemente la última gran victoria para el Presidente.

Lo que tengo claro es que ésta es la última victoria de Chávez , aseguró Romero, quien predijo la victoria de Chávez en las elecciones. El ciclo se está cerrando.

En el 2007, Chávez perdió un refrendo que le habría dado nuevos poderes y la oposición obtuvo más votos para los legisladores en las elecciones del 2010.