Bruselas. “Quiero que la OTAN sepa que Estados Unidos está ahí”, fueron las palabras del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, luego de saludar al secretario general de la alianza, Jens Stoltenberg,

“Nos tomamos el artículo V como una obligación sagrada”, ha apuntado Biden en referencia al artículo que establece que si es atacado un país de la OTAN, es como si atacaran a todos. Donald Trump aseguraba que los países de la alianza se aprovechaban financieramente de Estados Unidos.

Ayer, durante la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), los miembros de la alianza señalaron en una extensa declaración común que sus prioridades son Rusia, China, Afganistán, las "nuevas amenazas" y la urgencia de una mayor cooperación con la Unión Europea (UE).

Estos son cinco de los puntos centrales de la declaración:

Fortalecimiento militar de Rusia

"El creciente refuerzo militar de Rusia, su postura más firme, las nuevas capacidades militares y las actividades provocativas, incluso cerca de las fronteras de la OTAN (...) amenazan cada vez más la seguridad de la región euroatlántica y contribuyen a la inestabilidad a lo largo de las fronteras de la OTAN y más allá", apuntaron los líderes.

En la Declaración, la OTAN también mencionó la "intensificación de acciones híbridas", en particular los "intentos de interferir en las elecciones y los procesos democráticos" de países aliados y "campañas de desinformación a gran escala".

Ambiciones chinas

Los países de la OTAN dejaron constancia de su preocupación por las "ambiciones declaradas y el comportamiento asertivo de China", ya que plantean "desafíos sistémicos al orden internacional basado en reglas y a las áreas de seguridad" de la alianza.

"China expande rápidamente su arsenal nuclear, con más ojivas y vectores más sofisticados, apunta la declaración común, además de señalar que "está cooperando militarmente con Rusia".

Las nuevas amenazas

"Nos enfrentamos cada vez más a amenazas cibernéticas, híbridas y asimétricas de otro tipo, incluidas campañas de desinformación, y al uso malintencionado de tecnologías emergentes y disruptivas cada vez más sofisticadas", añade el texto.

Además, apunta que "el cambio climático es un multiplicador de amenazas que afecta la seguridad de la alianza".

Defensa europea

"La OTAN reconoce la importancia de una defensa europea más fuerte y eficiente. El desarrollo de capacidades de defensa coherentes, complementarias e interoperables, evitando duplicaciones innecesarias, es fundamental en nuestros esfuerzos conjuntos para hacer más segura la zona euroatlántica", indican los líderes.

Rol en Afganistán

La retirada de las tropas de la OTAN no significa el fin de nuestras relaciones", indica la declaración. Continuará brindando "apoyo financiero " y mantendrán "una oficina del Alto Representante Civil en Kabul.