El presidente de Austria, Alexander Van der Bellen, criticó este martes las actuales tendencias populistas y nacionalistas en el mundo y defendió el valor de la Unión Europea (UE), durante su primer discurso oficial en el extranjero, ante el pleno del Parlamento Europeo (PE) en Estrasburgo (Francia).

Estoy convencido de que la afronta a la dignidad humana, el rechazo del otro y del extranjero, el límite a las libertades fundamentales por nuevos muros y viejos nacionalismos, no resolverán ningún problema , afirmó.

Bien al contrario: crearemos nuevos. No es un pronóstico, es una constatación , añadió, arrancando aplausos de los diputados europeos.

Para ese economista de formación, elegido en diciembre pasado bajo la bandera ecologista, el dilema al que se enfrenta el mundo actualmente no es entre lo nacional y lo transnacional .

Si tenemos un dilema hoy (...) es el de saber si todavía creemos que todos los hombres son iguales , sostuvo. Hijo de inmigrantes eslovenos, el presidente austríaco dijo tener claro que Europa puede ayudar a sí misma y a los extranjeros .

Necesitamos nuestros próximos y Europa es un continente del y , no del o uno u otro . No creo que exageramos si decimos que es esto lo que hace nuestra especificidad en el mundo , afirmó.

También recordó la dura historia europea del inicio del siglo y pidió que los ciudadanos saquen lecciones de esas experiencias . Tuvimos paz en Europa gracias a la cooperación y al respeto mutuo , dijo, recordando la ascensión de Hitler y la primavera de Praga.

En la Unión Europea hemos logrado un proyecto de sociedad abierta, que respeta la libertad pública, que conoció un bienestar público. El respeto del derecho y valores europeos es condición indispensable para hacer frente a los desafíos de hoy , añadió.

Van der Bellen urgió a los euroescépticos a ser conscientes de que ningún país europeo tiene suficiente fuerza individualmente y que "algunos países externos quieren precisamente debilitar la potencia negociadora de la UE".

Su elección ante el candidato de la extrema derecha, Norbert Hofer, ha sido un gran 'no' al nacionalismo, al proteccionismo, así como a la simplificación y al populismo , una muestra de que la juventud austriaca quieren su futuro en la Unión Europea , afirmó.

erp