Una mujer suicida hizo estallar una bomba que llevaba adosada a su cuerpo en una estación de policía en el distrito turístico de Sultanahmet, en la ciudad turca de Estambul, causando la muerte a un agente policiaco y heridas a otros dos.

La mujer abrió fuego contra la comisaría y murió en el tiroteo que se originó con las fuerzas de seguridad, mientras dos policías fueron traslados a hospitales con graves heridas, según el diario turco Hürriyet y la cadena CNNTürk.

El gobernador de Estambul, Vasip Sahin, dijo en la televisión turca que la mujer, que ingresó a la estación policiaca con el pretexto de que había olvidado su cartera, hablaba inglés con un fuerte acento , pero su nacionalidad e identidad se desconoce por el momento.

El distrito de Sultanahmet, que alberga atracciones de fama mundial como la mezquita azul y el museo Hagia Sophia, es visitado por miles de turistas turcos y extranjeros diariamente.

El ataque se produjo cinco días después de que un miembro de un proscrito grupo marxista lanzó granadas contra la guardia en el Palacio de Dolmabahçe, en Estambul, el cual alberga las oficinas del primer ministro turco.