Colorado Springs.- La policía arrestó el viernes a un hombre armado que entró a una clínica de abortos de Planned Parenthood en Colorado Springs y realizó disparos con un rifle, en un ataque que dejó tres personas muertas y otras nueve heridas, dijeron las autoridades.

Los fallecidos incluyen a un agente de la policía y a dos civiles, dijo a periodistas el jefe de la fuerza de Colorado Springs, Peter Carey, cerca de una hora después de que el sospechoso fue capturado.

Las nueve víctimas que sobrevivieron -cinco agentes policiales y cuatro civiles- estaban en buen estado en hospitales de la zona, dijo Carey.

NOTICIA: Arrestan a atacante de Colorado tras herir a cuatro

El sospechoso se enfrentó en una prolongada batalla armada con la policía, pero se entregó a los agentes dentro del edificio cerca de cinco horas después del inicio del ataque, que ocurrió bajo una constante nevada en la segunda mayor ciudad de Colorado.

Un fotógrafo de Reuters en el lugar vio a un hombre con una camiseta blanca, con sus manos esposadas detrás de su espalda, que era sacado desde un vehículo blindado de seguridad y era subido a un automóvil no identificado de la policía. Las autoridades dijeron que no conocían la identidad del sospechoso, pero que creían que actuó solo.

NOTICIA: Cuatro policías heridos en un tiroteo en Colorado

El agente muerto era un policía del campus de la Universidad de Colorado Springs que se sumó a la fuerza de la ciudad respondiendo a los primeros reportes de disparos, dijeron las autoridades.

La clínica de Colorado Springs ha sido blanco de reiteradas protestas de grupos de activistas que se oponen al aborto y en los últimos años se trasladó a un nuevo recinto en el noroeste de la ciudad, una instalación calificada como una "fortaleza" por los críticos de Planned Parenthood.

NOTICIA: Policía intenta localizar a atacante en Colorado

La agrupación sin fines de lucro, dedicada a brindar una amplia variedad de servicios de medicina reproductiva a nivel nacional, incluidos abortos, ha enfrentado una renovada presión en los últimos meses de parte de conservadores en el Congreso que buscan eliminar el apoyo federal a la organización.

mac