Kano.- Un ataque cometido el miércoles por combatientes del grupo islamista Boko Haram en la ciudad de Bama, en el nordeste de Nigeria, causó 60 muertos y numerosos destrozos en los edificios públicos, informó este jueves la policía.

" Contamos los muertos y el número asciende a 60 (...) pero el saldo podría ser todavía mayor", declaró el jefe de la policía Lawal Tanko.

Los bombardeos lanzados por la aviación nigeriana en represalia por el ataque provocaron "enormes" pérdidas en las filas de los insurgentes, añadió.

Bama, ciudad de unos 300,000 habitantes, está situada a unos 60 km de Maiduguri, capital del estado de Borno y feudo histórico de Boko Haram, movimiento que ha causado miles de muertos desde el comienzo de su insurrección en 2009.

Según los habitantes, los atacantes entraron el miércoles de madrugada en camiones con armamento pesado, prendieron fuego en todas partes y lanzaron explosivos contra varios edificios, provocando la huida de los civiles.

"Los atacantes causaron enormes destrozos en los edificios públicos, incendiando sobre todo la sede del gobierno local" y la casa del principal dignatario religioso de la región, añadió el jefe de la policía del estado de Borno.

NUEVO ATAQUE DEJA 13 MUERTOS

Trece personas, entre ellas nueve niños, murieron el miércoles por la noche en un ataque perpetrado por hombres armados en un pueblo en el centro de Nigeria, informó un miembro del gobierno local.

"El ataque tuvo lugar hacia la 01H00 de la madrugada (00H00 GMT) y 13 personas murieron cuando dormían" en el pueblo de Rapyem, declaró Habila Dung, un funcionario del gobierno local de la región de Barkin Ladi, en el inestable estado de la Meseta. Dos hombres, dos mujeres y nueve niños murieron en el ataque, según este responsable.

mac